Consulta Rápida

SERVICIOS

Es la dilatación de los ventrículos cerebrales por aumento de la cantidad de líquido cefalorraquídeo, el exceso de líquido causa compresión y daño al cerebro. En niños pequeños se presenta con aumento anormal del tamaño de la cabeza, las causas más frecuentes son las malformaciones, seguidas por las infecciones y las lesiones intrauterinas. En niños grandes o adultos se manifiesta con dolor de cabeza, náuseas y vómitos, deterioro del sensorio, las causas más comunes son los tumores, las infecciones y la neurocisticercosis.

Permite el tratamiento definitivo de la hidrocefalia y los quistes cerebrales SIN USAR VÁLVULAS, también se usa en el caso de tumores, para hacer una biopsia o en algunos casos tratamiento definitivo, y para extirpar parásitos que causan hidrocefalia, como el cisticerco, en todos los casos por una pequeña herida y con menos complicaciones.


En los niños y adolescentes la operación más frecuente es la corrección de malformaciones de la columna vertebral y la médula espinal, como la espina bífida o la escoliosis. A veces se operan a las pocas horas de nacido, otras veces hay que esperar que el niño desarrolle y gane peso. La cirugía mas común en adultos es la microdiscectomía por hernia del núcleo pulposo. Mediante el microscopio se retiran los fragmentos de núcleo pulposo que forman la hernia del disco para liberar al nervio afectado. El paciente se pone de pie y camina al día siguiente de la operación y puede salir de alta a los dos días.

Craneosinostosis: Es la malformación del cráneo causada por el cierre inadecuado de las suturas craneales, la cabeza tiene un volumen adecuado pero su forma es anormal. En niños menores de seis meses se puede hacer una cirugía menos invasiva usando el endoscopio y luego colocando un casco modelador.

El signo más común de un tumor cerebral, es el dolor de cabeza más intenso al despertar, luego puede haber nauseas y vómitos, convulsiones, dificultad para caminar, alteraciones visuales, cambios mentales. El tratamiento consiste en la resección total con técnicas microquirúrgicas, seguida de radioterapia y quimioterapia.

Se estima que en el Perú viven 150,000 personas que padecen de epilepsia. Alrededor del 20 % (unas treinta mil personas) reciben tratamiento médico adecuado pero las crisis epilépticas no desaparecen. Si las crisis se presentan frecuentemente, por lo menos una vez al mes, a pesar de cumplir con el tratamiento médico indicado se considera que el paciente presenta una epilepsia refractaria. Para estos pacientes el mejor tratamiento puede ser la cirugía, en el Perú realizamos estas operaciones para controlar la epilepsia refractaría desde el año 2006.